Reina de la noche

Acá estoy afuera
afuera de todo y adentro de mí
debajo de mis pies, el pasto
aflojo los hombros,
respiro
espero algo que no sé que es
y otra vez respiro
siento un baldazo de olores
que se abren y cierran todo el tiempo
incienso,
salvia,
burrito,
menta
es el gualicho en los rincones
para esta chinita
un quitapenas.
Dejo caer la amatista
veo un brote nuevo
y mi dedo con tantos bordes
apoyado en la nariz
cuando lo miro
tengo un revoltijo en los ojos
que prende y apaga
un velo transparente me cubre
es un hambre enorme y dulce
por oler y mirar
por tener
por estar
un boleto de ida
claroscuro, brillante
un viaje
un pacto en el aire
fucsia
tibio
de purpurina
cascabelea la pulsera
y se aquieta.
Despierta en un trono blanco
la reina de la noche.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Elena