domingo, 5 de marzo de 2017

¡Devuélveme
diciembre y la rotura,
el amor en singular,
agonizar lento los días!
Yo entregaré a cambio:
madrugadas sin reloj casi mañanas.
La lluvia desde el balcón y la canciones,
Toda la colección de verbos y de besos.
El perfume habitando mi piel y la cama,
Tu mirada al detallarme, 
dedos gimiendo poesía.
Tu comida, el vino en la cocina,
los te quiero, y el te negro.
El pacto, la compañía.

2 comentarios:

  1. Qué garnde es el cambio!!cuánto merecerá la pena para entregar tanto y tan grande!!!
    Me fascina
    BESUCOS

    ResponderEliminar
  2. NMe parece que entregas demasiado a cambio de tan poco, espero que al menos lo apreciara...
    Besos y salud

    ResponderEliminar

Como rocío o como un relámpago, exactamente así.