miércoles, 28 de diciembre de 2016

¿Te detuviste alguna vez 
a observar las hojas?
a tocarlas, acariciarlas.
Son como manos, ¡tienen piel!
Mirá, no se nota tanto pero esa,
es una mano joven,
con ganas de ser tocada.
Un poco inocente aún, tímida.
No sabe bien cómo será, pero lo desea.
Creo que voy a coleccionar hojas,
(se me parecen).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Como rocío o como un relámpago, exactamente así.