miércoles, 28 de diciembre de 2016

Miel, un poco

Curva tus pestañas esta noche he imagina
tu vino deshojando mis secretos,
dibujando una sonrisa tímida a mi rostro indefenso.
Rozándome con tus urgencias,
atravesando en silencio cada pregunta.
Temblando en cada rincón entreabierto, 
dejándole camino libre a la demanda.
¿Podrás convertir a esta mujer en miel, aún sabiendo que ni la lluvia puede deshabitarla? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Como rocío o como un relámpago, exactamente así.