miércoles, 28 de diciembre de 2016

Excusas

Lo que me enoja de vos me enoja de tantos, incluso de mí.
Me recuerda lo triste que vivo 
y lo conveniente que resulta ponerme un antifaz de sonrisas cuando los días son socialmente largos.
Lo que me enoja de vos es la capacidad de inventar excusas,
de no tomar el corazón con la mano 
y pedir una disculpa ni asumir 
que estás equivocado.
Lo que me enoja de vos es tu mirada triste intentando salvarse,
mientras lidia con su lado humano.
Lo que me enoja de vos es la trampa tendida en que mi mísera debilidad reposa. 
El hueco profundo en el que caigo 
cuando siento tu dependencia 
y la necesidad de no dejarte solo.
Lo que me enoja de vos soy yo misma
que no tiene agallas para soltarte 
aunque ya te hayas ido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Como rocío o como un relámpago, exactamente así.