miércoles, 28 de diciembre de 2016

Azul turquesa

Cae la tarde 
como la ilusión que tenían de verse.
Se desprenden 40' de besos 
del incendio sobre la cama.
Se apagan y se visten de tareas inconclusas 
que quedaron en su hogar,
de sonrisas que tendrán que inventar, 
de ganas de no responder,
de cambiar la rutina,
de apagar relojes matinales
para soñarse sin tiempo,
para no extrañarse, desearse.
Y encienden una despedida azul
que acompaña todo el viaje
(y un poco más).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Como rocío o como un relámpago, exactamente así.